Los peligros del verano para los oídos

Evitar la exposición de forma prolongada a ruidos fuertes y a corta distancia como por ejemplo el de los petardos en fiestas populares, zambullirse lentamente en playas y piscinas y secar bien los oídos después del baño son algunas de las recomendaciones que hacen expertos en audición para evitar problemas en los oídos.
Asimismo, recomiendan bajar el volumen de la música o del televisor si no se pueden oír conversaciones cercanas; limitar el tiempo de uso de auriculares; evitar el baño en aguas poco saludables; no usar bastoncillos o elementos punzantes para secar los oídos, utilizar toallitas en todo caso; usar protectores a medida como tapones y de material hipoalergénico que se adaptan totalmente al conducto auditivo y, finalmente, en caso de molestia acudir al especialista.

En este contexto, los expertos de Oi2 advierten de que “la contaminación acústica es uno de los factores que más molestias causa en verano y es que el ruido de las obras en construcción, el alboroto de las fiestas populares, el ruido de los vecinos, el elevado volumen de música de los locales de ocio nocturno y el bullicio de las calles y terrazas son algunos de los ejemplos de ruidos molestos que pueden afectar a la salud auditiva”.

Según Eric Rivera, director general de Oi2, “aún hay demasiadas personas que no cuidan suficiente sus oídos hasta que un buen día surgen molestias que no desaparecen y acaban alterando sus vidas”. “Prueba de ello -recuerda- es el estudio realizado por Oi2 que demuestra que los españoles tardan una media de entre tres y cinco años en acudir al especialista e incluso 8 de cada 10 españoles declara no haber acudido nunca”. Por este motivo, la compañía ha puesto en marcha la campaña de sensibilización ´¿Eres todo Oi2?´ que pretende concienciar a la población de la importancia de cuidar los oídos ya que “son un órgano vital muy preciso y por tanto muy delicado”, comenta Rivera. (Doyma JANO.es y agencias)

  1. DR XERCAVINS - DR DIEGUEZ

    Comentario Dr Xercavins y Dr Diéguez

    El verano es una de las épocas propicias para las patologías de los oídos. Los baños en piscina o mar, los aires acondicionados, los altos ruidos de discotecas, los viajes en avión, tren…favorecen estos procesos. Si es ud propenso o simplemente como prevención, recuerde tapar los oídos con tapones adecuados para los baños, evitar los cambios bruscos de temperatura y presión, y realizar maniobras de Valsalva (soplar con la boca tapada o masticar chicle) para evitar los problemas en aviones…
    Recuerde que en la audición, el afectado, a veces es el último en “enterarse”…