En la consulta del Dr. Xercavins en Barcelona somos expertos en Ultracavitación.

Lipo-cavitaciónLa Ultracavitación es una técnica que podría resumirse como “liposucción sin cirugía”. Se usan ultrasonidos de baja frecuencia sobre la piel para que lleguen a la grasa y la destruyan. Así se eliminarán los depósitos grasos, al destruir los adipocitos (células grasas). Cada adipocito destruido liberará su grasa interior que irá siendo eliminada por el sistema linfático y finalmente expulsada por la orina.

Así pues y de forma figurada, si en el abdomen de una persona hubiera un millón de adipocitos, y aspiramos  con liposucción (cirugía) o destruimos con Ultra-Cavitación unos 300.000, estos ya no volverán ya que en principio los  adipocitos no se reproducen. Así pues, aquella persona, en caso de que  no haga  dieta y/o ejercicio, podrá engordar las 700.000 células grasas, que le quedaron. Pero las 300.000 que se sacaron, ya no lo harán.

Al definir ultra cavitación como “liposucción sin cirugía”, no queremos decir que sean iguales. Hay sus diferencias. La Ultra-Cavitación precisa de  varias sesiones separadas por 4 o 7 días, pero se evita la cirugía que será casi siempre con anestesia general. Naturalmente hay contra-indicaciones en la cirugía. En la Ultra-Cavitación, también las hay, como embarazo, periodo menstrual, marcapasos, epilepsia, prótesis cercanas, hepatitis, insuficiencia renal, ulceras en la piel…

Nuestra ventaja es conocer a nuestros pacientes y estar todos bajo nuestro control médico.

Nuestro equipo es de última generación. Puede usar frecuencias de 35 a 47 Khz (la mayoría usa solo una frecuencia). Su potencia es de 5W/cm2, que es la ideal para ser eficaz (muchos aparatos sólo alcanzan 3W/cm2). Puede regularse la potencia de 0 a 100% (otros son de potencia fija). Dispone de dos sistemas: cóncavo para grasas profundas y duras y plano para superficiales y blandas (la mayoría son planos solamente). Todo ello conforma un equipo altamente eficaz y seguro con la ventaja de lograr el efecto deseado con menos  sesiones. Y todo con certificación absoluta CE.

Nosotros  aconsejamos esta técnica solo desde el punto de vista médico, aunque naturalmente hay beneficios estéticos evidentes.
En especial lo aconsejamos para la grasa abdominal, también para otros depósitos como “cartucheras”, etc.

Lipo-cavitaciónLa grasa abdominal es un verdadero factor de riesgo cardio-vascular. Y también de futura diabetes en el adulto. Las células grasas de esta zona segregan sustancias que influirán en aquellos riesgos y en el SÍNDROME METABÓLICO, causa de cardiopatías y arteriosclerosis. Así pues, la grasa abdominal es un factor de riesgo parecido a tener colesterol alto o ser hipertenso.

Destruir con Ultra-Cavitación un elevado número de adipocitos (células grasas), aportará grandes beneficios. Por el contrario, los perjuicios conocidos son casi nulos. Los dos más señalados son una transmisión acústica a los oídos con un leve pitido,  mientras dura la sesión. Y en escasísimas ocasiones algún hematoma. Ninguna molestia ni dolores, sólo un leve calor. Los beneficios, pues, respecto a los limitados perjuicios, son evidentes y rotundos.

Después de la cavitación y ahora si pensando más en la estética, se aplica radiofrecuencia para reafirmar y evitar flacidez. Si lo desea, se le puede aplicar en el rostro para un efecto rejuvenecedor.

El tratamiento se termina con drenaje linfático y/o vibración, para ayudar a eliminar la grasa que se hará transformado de Triglicéridos a Digliceridos, mucho más líquidos y eliminables. El paciente solo deberá ir bebiendo agua.

Si usted desea realizarse esta terapia, y una vez enterado de en qué consiste, deberá firmar una autorización conforme no sufre epilepsia, no tiene marca-pasos, ni prótesis en la zona a tratar, ni toma anti-coagulantes. Si es mujer, no debe estar embarazada o en periodo menstrual o lactancia, ni usar DIU.