Recuerdan la importancia de usar protector solar para evitar patologías de la piel

La Asociación para el Autocuidado de la Salud (ANEFP) recuerda la importancia de usar protector solar para evitar patologías de la piel, sobre todo las relacionadas con el cáncer de piel, que en todos sus tipos, incluido el melanoma que es el más agresivo, están registrando un incremento.
La exposición al sol prolongada y sin protección es el principal factor de riesgo para padecer este tipo de cáncer, pero además, puede producir otro tipo de problemas menos graves como quemaduras, envejecimiento de la piel, irritaciones e incluso alergias.
“Una exposición prolongada y sin la debida protección puede generarnos más problemas de salud que beneficios”, advierte el director de la ANEFP, Rafael García Gutiérrez.

Sobre la piel actúan dos tipos principales de radiaciones solares: los rayos infrarrojos, que producen calor, y los ultravioleta, responsables de las alteraciones visibles de la piel. Para defenderse de estos últimos, el organismo produce de forma natural un pigmento protector, la melanina, que se encuentra en mayor cantidad en pieles oscuras. Si bien es cierto que las pieles claras son más sensibles, todas deben recurrir a protectores artificiales para evitar los efectos dañinos de los rayos.

Para elegir el protector solar más apropiado se debe conocer el tipo de piel. Para ello se usa la escala de fototipos, que cataloga el tipo de piel en función de sus características y de su facilidad para sufrir quemaduras. (Doyma JANO.es y agencias)

  1. DR XERCAVINS - DR DIEGUEZ

    Comentario Dr Xercavins y Dr Diéguez

    Recuerde usar siempre protección solar, 50 en caso de pieles blancas, y algo menor en pieles oscuras ( 15 como mínimo de todas formas )
    Además, no olvide aplicarla media hora antes del baño solar, e ir reponiendo cada hora aproximadamente, sobre todo si nos bañamos (las cremas que resisten el agua es algo muy cuestionado)
    Además no olvide la hidratación, tanto en abundante ingesta de líquidos, como la de la propia piel con crema hidratante después del sol y por la noche